Hip Hop I: Orígenes y expansión

Afrika Bambaataa, by Mika-photography – Own work, CC BY-SA 3.0


Pablo Poyal García

El Hip Hop es un arte, una forma de vida que gran parte de la sociedad sigue despreciando. Lejos de los pensamientos arcaicos de muchos, el Hip Hop es cultura, para la mayoría de quienes lo practican es la única forma de expresión a su alcance y de salir de la ardua pobreza que les acompaña desde su nacimiento.

Al hablar de este género cultural siempre nos viene a la cabeza el Rap, pero este no es más que una de las ramas que componen el Hip Hop. Más allá del Rap, podemos destacar otras ramificaciones, como el grafitti, el freestyle, el beatbox, el breakdance o el turntablism (djing). A pesar del mundo conflictivo que les suelen acompañar, debemos distinguir y valorar el talento de estas disciplinas.

El origen del Hip Hop se remonta específicamente a los años setenta. Nace en dos conocidas zonas de Nueva York: Bronx (distrito) y Harlem (barrio). Todos asociamos sendos nombres con la delincuencia; sin embargo, desconocemos el talento que allí se alumbra, aunque se vea privado de oportunidades por la falta de medios económicos. Precisamente, la sociedad guarda en su mente una mala imagen de este género por esos inicios. Es importante que dejemos de juzgar las cosas por sus orígenes y su macroentorno y empecemos a juzgarlas por su aportación y sus consecuencias a escala global.

El Hip Hop nace en fiestas callejeras de dudosa legalidad llamadas block parties (tenían electricidad gracias a conectarse a las farolas de las calles). Si queremos remontarnos más allá en sus orígenes, debemos irnos a Jamaica, donde se había popularizado la música R&B. También hemos de destacar la popularización de la música africana. Harlem se vio muy influenciado en este ámbito, ya que su población es en gran medida afroamericana. Personificando estos orígenes, debemos rescatar varios nombres. En primer lugar, los Ghetto Brothers, liderados por Benjamin Melendez. Eran una pandilla del Bronx Sur integrada por hijos de inmigrantes puertorriqueños. Eran diferentes a cualquier otra pandilla: buscaban la paz en el distrito, frenando la escala de violencia entre bandas. Su aportación al Hip Hop fue la organización de las fiestas callejeras en las que daban a conocer beats hasta entonces desconocidos.

Por otro lado, sobresale la figura de Afrika Bambaataa —cuyo nombre original es Kevin Donovan— un hombre nacido en el Bronx, muy comprometido con la lucha contra las desigualdades y el racismo. Su aporte al Hip Hop fue la creación de los breakbeats, originando el sonido electro funk. Se le considera uno de los padrinos del Hip Hop.

En tercer lugar cabe destacar a Dj Kool Herc —cuyo nombre real es Clive Campbell—, nacido en Jamaica. Se le considera padrino del Hip hop por la organización de fiestas callejeras en el Bronx, a partir de las cuales surgieron los breakdancers. Otra aportación relevante suya es el uso del turntablism. Por último, cabe señalar las figuras de Grand Wizard Theodore, inventor del scratching, y a Grandmaster Flash, su principal impulsor. Ambos son importantes figuras de los humildes orígenes del Hip Hop.

El Hip Hop ha experimentado una imparable expansión desde los años ochenta y noventa hasta la actualidad, con gran diversidad de corrientes en todas las disciplinas. Ha llegado a todos los continentes, alcanzando gran relevancia en Europa y Latinoamérica —también en ciertos países de Asia y en Australia—. Gracias a esto, ha conseguido que personas de todo el mundo salgan de la pobreza y la miseria a través de cualquiera de las ramas del Hip Hop a las que nos hemos referido. La prosperidad y universalización de esta corriente contribuye a la lucha por la igualdad y el cese de las discriminación en sus diferentes esferas. Al mismo tiempo, se busca eliminar los nada objetivos estereotipos de una sociedad inculta que se deja llevar por quienes saben menos que ellos mismos y por los desafortunados acontecimientos que rodean a esta cultura, pero que tampoco son ajenos a otros ámbitos más respetados y abrazados por las masas, como el fútbol o el baloncesto.


Poyal

Pablo Poyal García: Demente trastornado por el alcohol y la tinta que recorren mis venas. Amante de los sueños rotos. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.