Antídoto

Gustav Klimt, Beethoven Frieze, Vienna Secession (1902).

Sören Cabal

En mi memoria palpita la noche no vivida
al mirar a mi derecha, y pienso:
no es ella,
sino yo a fatal certeza.

La veo porque no existe,
porque nunca estuvo.
Vivió en la historia de otros cuerpos,
no en el mío.

Es por eso que la veo,
es por eso que la escucho:
por falta de brío que silencie al ser contra la nada,
por falta de recuerdos
que amordacen ilusiones.

El azul que me atormenta es el del cielo,
el de la noche,
el de ese rayo que no cesa
e inventa cuentos que consuelen la verdad,
ese sueño jamás vivido
que esta tarde me visita
y al que he de dar la espalda
para que siga siendo sueño,
siempre quimera,
nula potencia que no me haría claudicar.

Te desvaneces ya en materia.
No lamento tocarte con los ojos
ni haberte tocado,
lamento haberme dado cuenta.

La escucho transformarse
en nuevas cosas que no son mías,
que nunca lo fueron.
Así que escribo sobre la vida,
que no he vivido,
y canto a la memoria
de lo que no tengo.
Suspiro por los días torcidos
y los venideros,
y en el hoy que no se acaba
amortajo el futuro con todos mis miedos.


Sören

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.