Anotaciones: aforismos, escolios, greguerías y tuits (I)

I.- El veganismo es la penitencia secular del, aunque dadivoso, pobre de espíritu.

II.- La puerilidad es la fina frontera que separa al pacifista del quintacolumnista.

III.- Un individualismo igualitario es indistinguible del más totalitario de los colectivismos.

IV.- La historia contemporánea puede resumirse en la sustitución de Roma por la nueva Babilonia. Y como dijo Dostoyevski, tres Romas ha habido; una cuarta no habrá, y sin Roma no puede vivir el mundo.

V.- El animalismo es el legado político de Calígula.

VI.- La métrica no debería ser negociable. Lacerar sin método una exigua prosa con la barra espaciadora no puede ser poesía.

VII.- La transexualidad es profundamente cartesiana: es el fantasma en la máquina no correspondida.

VIII.- Detrás de toda lucha en nombre de la “humanidad” no hay sino un intento de despojar de la condición humana al que sea señalado como contrincante.

IX.- “Relación abierta” es un oxímoron que ni siquiera tiene siquiera un valor lírico.

X.- Tras la bandera del “rechazo a los prejuicios” se esconde el mayor prejuicio -y perjuicio- de la actualidad. El biempensante no se opone a los prejuicios; sólo quiere hacer hegemónicos los propios, los roussonianos. La bondad innata del hombre sólo es un desiderátum tremendamente peligroso.

XI.- En el siglo pasado los apologistas del comunismo justificaban sus acciones en las palabras de Marx y Engels. Sin embargo, cada vez que se lanza un nuevo iPhone, estos solo buscan ampararse en el silencio del dúo.

XII.- La creencia de que el machismo es infinitamente más deleznable que el terrorismo se ha convertido en la condición de acceso a la izquierda española.

XIII.- La corrección estadística es inversamente proporcional a la política.

XIV.- Que la izquierda sea sinistra y la derecha right no es un mero accidente histórico.

XV.- Cuando alguien en política no tiene nada interesante que decir, habla sobre el “proyecto europeo”.

XVI.- La que separa al “centro” de la izquierda es meramente un desfase temporal.

XVII.- El estupor impotente es la eterna rutina de la derechita apoplética.

XVIII.- El primer problema del reductio ad hitlerum, propio de los tertulianos, es que suele demostrar que su usuario sólo conoce (por encima) década y media de la truculenta y dilatada historia de Alemania.

XIX.- Detrás de las grandes luchas ideológicas reside, en última instancia, un conflicto entre Dios y César. Hete aquí el único motor de la historia.

XX.- Equiparar consenso a la sensatez es la cumbre la idiocia política española. Qué sorpresa que este un alegato de la derechita.

XXI.- La tolerancia es una bendición como cualidad personal y una maldición como dogma ideológico.

XXII.- El constitucionalismo está viciado desde  el momento en que es incapaz de comprender que es siempre el hombre quien guarda el juramento y no al revés.


Fresco: La caída del hombre, Michelangelo