Cosas que me han hecho feliz esta semana #7

La Puta Gastronomía, Ricardo Mutti y lo que es dirigir una orquesta, el “autorretrato” de Aute en Autorretratos, las Memorias de Albert Speer.

La Puta Gastronomía, de David Remartínez o Remartini (El Desvelo, 2019)

Cuando buscas su libro en Google figura en la categoría “libros de cocina” pero La Puta Gastronomía debería encasillarse en libros sobre la vida, de la vida de su autor, pero también de la vida de —casi— todas las personas de este mundo. Delicioso ensayo para degustar con calma en las barras y mesas de los locales de Oviedo, en mi caso. Esa es la recomendación, léanlo mientras disfrutan de la gastronomía de dondequiera que estén. Un Julio Camba contemporáneo, un Julian Barnes ibérico, un Ignacio Peyró maño. Podría ser perfectamente uno de los libros del año, como lo fue Comimos y bebimos, de aquel último.

Riccardo Muti y el arte de la dirección musical

El Maestro italiano ofrecía este discurso cuando en 2010 recibió el Premio Músico del Año en el que se preguntaba qué hace realmente él en la orquesta. Un video que siempre recomiendo por la ironía, aunque no desencaminada, del titular de la Sinfónica de Chicago. Dedíquele unos minutos para comprender, pasar un buen rato y aprender a dirigir la Sinfonía Inacabada de Schubert.

Autorretratos, de Luis Eduardo Aute

Confesiones muy diferentes a las de Remartini son las de Luis Eduardo Aute en el álbum Autorretratos, de 2004. Sus letras y su voz, su ritmo, los acordes y el sentimiento. El pasado viernes sonaba en La Trinchera Cine, Cine, la segunda pieza del segundo CD. La reproducía porque “toda la vida es cine y los sueños, cine son”, tal como sentencia el cantautor. No puedo evitar recordar aquello de Garci de que “el cine es una vida de repuesto”. Y tanto.

Por si no fuera suficiente, recomiendo también De Tripas Corazón, La Belleza y Siento Que Te Estoy Perdiendo.

Memorias, de Albert Speer (Acantilado, 2019)

No conocía esta fantástica edición de las Memorias del que fue Arquitecto Oficial del Reich y Ministro de Armamento y Guerra, además de una de las pocas personas que contaban con la simpatía sincera del Führer. Estas páginas tienen un valor extraordinario por aportar una voz de alguien que se examina con perplejidad y crítica pero que muestra la satisfacción de recibir los afectos de Hitler. En cualquier caso Acantilado siempre acierta.

James Michalopoulos y su visión de los colores de la ciudad

Americano, urbano y colorido. Estoy seguro de que a muchos de ustedes no les gustará pero esta semana he descubierto a este artista de apellido heleno y estilo urbanita. Espero que a alguno no le disguste.

We groovin


Cuadros: Nare Tarry / We Groovin, ambos de James Michalopoulos