Cosas que me han hecho feliz esta semana #8

¿Especial caballerosidad? Vanidad, unas gafas, una chica de dudosa estabilidad y ser campeón en Montecarlo. ¡Ah!, y una buena nueva.

La Vanidad de la Caballería, de Stefano Malatesta (Gatopardo Ediciones, 2019)

“La vanidad, apunta Stefano Malatesta, ha sido siempre prerrogativa de la caballería y de los hombres de uniforme.” Y es que, según el autor, “ante la disyuntiva de parecer más atractivos o ir más cómodos, el cuerpo de caballería siempre ha preferido la primera opción, incluso a costa de algún sacrificio.” Un libro recomendado a todos aquellos a los que, como yo, les encantan las anécdotas e historias castrenses, repleto de relatos y confesiones. Recomendado leerlo tras el toque de corneta.

Correr Montecarlo con el Mini Cooper S

Esta semana estuve jugando algunos tramos en el Dirt Rally y les aseguro que el realismo del videojuego es absoluto. Disfrute como cuando tenía quince años y me pasaba las tardes jugando al WRC IV, haciendo tiempos en el campeonato del mundo con los Super1600.

He disfrutado —y sudado— con el Mini Cooper S en los tramos de Montecarlo, el emblemático Col de Turini que he corrido de noche y con nieve. Y quede claro que he demostrado mi habilidad con el volante a la derecha, ¿será por mi dolencia anglófila?

mini

In Treatment (HBO, 2008)

Había sido uno de los proyectos estrella de la HBO cuando las series aún no eran series. Pretensión de ser una obra de arte con un resultado no tan brillante, aunque invita a la reflexión. La había visto hace unos años entera. Cada capítulo, de unos veintitantos minutos, es una sesión psicoanalítica. Una atractiva doctora, un piloto del ejército del aire, una niña gimnasta, una pareja, y el propio psicoanalista. Se puede ver por semanas o por personajes, a mí me gustó más el segundo. Me quedaría indudablemente con Laura, la médica; sus problemas y su desarrollo me interesan. Además, la hipnótica mirada de Melissa George es adictiva.

Porque todos deberíamos ponernos En Terapia.

In treatment

Unas gafas para ser más Cary Grant que Cary Grant

La firma Oliver Peoples anunciaba esta semana que pasará a comercializar las icónicas gafas. Siempre creí que utilizar una prenda que se haya puesto un hombre con estilo es garantía de buen gusto, quizá por eso utilizar la Barbour de Daniel Craig en Skyfall o las Persol de Steve McQueen te acercan un poco a ellos. Con esta reedición te podrás sentir Roger Thornhill de Con la muerte en los talones.

Me ha conquistado el detalle de las iniciales —C.G.— con las que firmaba el actor en el final de la patilla.

Cary Grant

Canciones completasLa buena nueva

Siempre impecable Reino de Cordelia. Estoy ahorrando ya unos cuantos dólares para pasarme por su stand en la Feria del Libro de Madrid a finales del próximo mayo. Por cierto, sobra decir cuál es la buena noticia, ¿no?