Mi refugio: la memoria

Desde que te fuiste, todas mis preocupaciones se acentúan cuando pienso que ya nada importa tanto. Lo único imprescindible —deseable— no tiene solución y aprender a vivir de esta manera es el consuelo al que nos aferramos. Parece una contradicción. He entendido por qué los que han vivido más años, es decir, los que ya tienen menos reductos, tienen los ojos más perdidos y casi no les queda esperanza. Continúa leyendo Mi refugio: la memoria

Miles in bello

En Alesia, entre una tempestad de acero, las legiones de César soportan la enésima embestida gala, deseosa de levantar el asedio de sobre la ciudad. Un legionario lucha por extraer una astillada lanza enemiga de su costado. El jinete celta que lo ha malherido es rodeado y está a punto de ser atravesado por un vengativo pilum. Un escudo impacta contra una mandíbula. El ambiente está cargado por el ferroso hedor de la sangre. La visceralidad en la imagen, sin embargo, resulta más atrayente que repulsiva, al igual que lo era en las muertes en combate de los héroes homéricos. Continúa leyendo Miles in bello